LA HERRAMIENTA MÁS PODEROSA

Hace un montón que no me paso por aquí. Hace un tiempo me agobiaba no hacer una publicación semanal y, ahora, aunque me gustaría compartir más, muchas veces no encuentro el tema o de qué hablar. Y de repente tengo 3 entradas escritas que me apetece compartir hoy porque me entra el ansia viva jeje… Pero me controlo… paso a paso.

Si eres nuevo por aquí te invito a leer mi primera entrada del blog para que me conozcas un poco más y sepas el para qué de este blog. 

Hoy os vengo a preguntar y a contar.

A preguntar,

¿qué os preocupa? ¿qué os interesa? ¿cómo estáis? ¿cómo lleváis vuestras consultas en esta nueva normalidad?

Y os vengo a contar sobre un paciente.

El otro día hice un pequeño resumen en el ITV del centro de Optometría, os animo a seguirnos porque iremos compartiendo más casos: @optometriasf. (En la consulta he decidido llamar a todos los pacientes «Paquito o Paquita», por aquello de que el centro se llama San Francisco, Francisco… Paco… Paquito…)

Por aquí quiero compartir algún dato más del caso desde un punto de vista más optométrico. 

Este #paquito vino con 5 años y 9 meses. Nunca le habían hecho una revisión visual. Venía con sintomatología de bajo rendimiento escolar, le estaban enseñando a leer y a escribir y no conseguía avanzar en el cole. Le dimos cita para una evaluación completa de eficacia visual y procesamiento visual perceptual. Mi sorpresa fue encontrarme un +5.00 -1.25 180 y +5.00 -1.50 a 180º sin corregir. Todas las demás habilidades estaban por debajo de norma: seguimientos, sacádicos, (vaya DEM tenía!!!), estereopsis, acomodación, fijación. Tenía un MEM y una retinoscopía de libro con reflejos muy apagados y en el TVPS salía todo por debajo de norma salvo la memoria visual y la figura de Rey y los otros test visomotores también salían muy descompensados. 

Lo primero fue la prescripción. Porque simplemente poniéndola mejoraba todo. Esto que, es tan obvio y tan simple, a veces, cuando hacemos terapia visual, se nos puede olvidar. A veces buscamos tres pies al gato y la solución está en una sencilla lente. 

Creo que las lentes y prismas son la herramienta más potente que tenemos los optometristas. Puedes modificar para bien (o para mal también) muchas de las habilidades visuales poniendo una lente determinada. De ahí que creo que debemos valorar muy bien las prescripciones, ser finos y cuidadosos, porque a veces un pequeño cambio en lente supone un gran cambio en la postura visual del paciente. 

¿Te ha pasado alguna vez esto? ¿Poner una lente y que se ajustase por completo o gran parte del sistema visual? Si te apetece puedes compartirlo en los comentarios. Estaría genial que compartiéramos un poco más (no hace falta poner todos los datos específicamente, pero sí contar en general qué te encontraste).

Este #paquito ya terminó la terapia hace más de un año, hicimos varias sesiones para terminar de ajustar todo. Fue muy cumplidor de la terapia en casa y de las visitas en consulta, algo clave para conseguir los objetivos.  

Le vi el lunes para su revisión anual y su sistema visual sigue funcionando de manera óptima, los síntomas se han eliminado, lleva sus gafas con comodidad y ya solo le vemos para las revisiones. (Una pena porque nos lo pasábamos genial con él). 

Para terminar te anticipo que en breve tendremos sorteo en instagram… Si no nos sigues aquí tienes la cuenta: @innovaoptometria. Y en el sorteo no estaremos solos!!! (no te desvelo más nada, jeje).

Que pases un feliz fin de semana!

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

2 respuestas

  1. Hola Gloria.
    Que bueno volver a leer tus blogs pero también está bien que te des permiso para escribir cuando te apetezca y no como una obligación.
    Soy optometrista des del 2001 y des de entonces me he ido especializando en optometria pediátrica y TV. Empece a tratar con TV des del 2008 y también pienso igual que tu y como dice Scheiman, corregir bien primero y después ya se verá si precisa TV. También me ha pasado, incluso con menos refracción, sobretodo con hipermetropias que sin la corrección tiene baja la divergencia de lejos y cuando les pones la corrección salen valores normales.
    Por lo que acostumbro a hacer anamnesis, corrección y al cabo de tres semanas los vuelvo a citar y si luego los valores aún no están correctos o normales entonces si hacemos TV.
    Al principio cuando empece, recomendaba TV enseguida pero me di cuenta que el paciente necesita ver bien al salir de la consulta. Por eso si encuentro una hipermetropia con una insuficiencia de convergencia no dudó en corregir con la lente y prisma BN, ya que el paciente necesita ver bien ahora… Y no esperar a que la TV haga efecto. Primero corrección y después TV.
    Ahora que el tiempo me ha dado perspectiva creo que es un error no corregir con gafa o lentes de contacto los errores refractivos cuando hay sintomatología. Primero esto y después ya se verá… Aunque me guste muchísimo hacer TV.

    Muchas gracias Gloria por escribir.
    Seguimos adaptados pero seguimos🤓🤓

    1. Gracias Sara, la prescripción es la herramienta de tratamiento más rápida que tenemos. Combinandola con terapia ya ni te cuento!!! Gracias por compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a

nuestra newsletter

No te pierdas ninguna de las novedades que tenemos para ti