MESA DE LUZ

MESA DE LUZ

MESA DE LUZ

En 2015 hubo un antes y un después en nuestros tratamientos de ambliopía y estrabismo en el centro que trabajo: Optometría San Francisco.

En ese momento la receta era la siguiente:

  • Muchos pacientes con ambliopía, muy pequeños, de complejo manejo y de población especial.
  • Pacientes adultos con ambliopía y/o estrabismo.
  • Barras rojo – verde y barras polarizadas para Carta de Hart.
  • Filtros rojo – verde y filtros polarizados.
  • Carta de Hart anáglifa.
  • Cartas de Sherman y algún laberinto y material naranja.
  • Ausencia de material anáglifo en los distribuidores más alla de lo que hemos contado que ya teníamos.

Esto era una receta que no funcionaba.

Lo monocular lo teníamos cubierto, lo binocular también, pero lo biocular y monocular en campo binocular… aquí sí que teníamos un problema.

Los niños y los adultos se aburrían enseguida con el material anáglifo que teníamos. Estar leyendo letras, sesión tras sesión, era aburrido para los pacientes y muy limitante para los optometristas. Teníamos muchos filtros, pero el filtro verde no valía para nada, ¡demasiado oscuro! Y el filtro rojo vaya que vaya… porque hay que tener en cuenta que estábamos trabajando con pacientes que por un ojo no tenían buena agudeza visual, no enfocaban y no procesaban bien perceptualmente. Por lo que, si además, le poníamos un filtro que reducía el contraste y bajaba la luminancia, pues apaga y vámonos!!!!

Un día, brujuleando en pinterest, descubrí las mesas de luz que usan en infantil para hacer la experiencia sensorial mucho más enriquecedora cuando trabajan con material manipulativo. Compré una y nos pusimos a probar. Y… se hizo la luz!!!

Ahora sí que se veía. Podíamos poner los filtros rojos y verdes sobre cualquier imagen y se veía bien!!!! y lo mejor de todo…  el paciente, gracias a la luz, suprimía menos. El trabajo era más rápido y más divertido. Los de infantil llevaban razón, todo lo que pones encima de la mesa de luz es mucho más entretenido para los niños.

Empezamos a diseñar un montón de material para todas las edades y todos los tipos de pacientes. Y, desde ese momento, la fase monocular en campo binocular y biocular, ¡no se nos resiste!

A partir de esa idea surgieron otras. Miriam Jaramillo diseñó una caja sensorial totalmente anáglifa para trabajar con el material manipulativo y no sólo con el material impreso. Ella la ha llamado caja de desarrollo visual. También estamos probando otro sistema para trabajar en espacio libre la localización espacial en distancias más lejanas.

Ahora podemos trabajar todas las distancias, todos las posiciones de mirada y con cualquier tipo de material  para recrear las condiciones más parecidas a la vida cotidiana de los pacientes. De esa  manera, la transferencia de las habilidades visuales que instauramos en las sesiones, es más rápida y duradera en el tiempo.

He diseñado un curso donde te cuento todo esto. Cómo fabricar un monton de material para terapia visual biocular y monocular en campo binocular, los fundamentos teóricos de todo y un montón de procedimientos con la mesa de luz y la caja sensorial para que tengas montones de recursos para cada uno de tus pacientes.

Aquí tienes uno de los muchos vídeos del curso para que veas de lo que hablo:

Espero que te guste. Puedes matricularte aquí y acceder al curso en un plazo máximo de 24 horas que es el tiempo que tardamos en hacer la matriculación y en comprobar que eres optometrista.

Si tienes alguna duda puedes ponerla en comentarios!

Feliz finde.

Gloria

 

 

1Comentario

Publica un comentario

Apúntate a nuestra newsletter

No te pierdas ninguna de las novedades que tenemos para tí.