¿Qué es y para qué sirve la terapia visual?

¿Qué es y para qué sirve la terapia visual?

Con el nombre de terapia visual se denomina a un tratamiento basado en la realización de una serie de ejercicios visuales que tienen como objetivo encontrar una solución para diferentes disfunciones de la visión. Estos ejercicios están encaminados a optimizar las principales habilidades visuales como es el caso de la divergencia, la convergencia, las capacidades de estimular y relajar el sistema de enfoque. También permite mejorar los movimientos del ojo, así como todos los procesos relacionados con la mejora de la percepción visual.

¿Cuándo es recomendable acudir a terapia visual?

Se puede acudir a terapia visual a cualquier edad, aunque en la edad infantil resulta mucho más conveniente, dado que puede tener un efecto positivo en el rendimiento escolar.

Este tipo de terapia es válida en múltiples casos: desde aquellas personas que hayan tenido alguna disfunción visual y que no haya podido solucionarse tras la adecuada prescripción óptica, hasta personas que no necesitan gafas pero sí someterse a la dicha terapia.

Existen algunos síntomas que indican la necesidad en los niños de acudir a terapia visual que son:

-Baja comprensión lectora.
-Lectura lenta.
-Usar el dedo para señalar al leer.
-Salta o repetir líneas cuando se lee.
-Movimiento excesivo de la cabeza mientras se lee.
-Invertir letras y números.
-Guiñar los ojos cuando se mira de lejos.
-Acercar demasiado la hoja cuando se lee.
-Visión borrosa.

En el caso de los adultos los síntomas que denotan la necesidad de acudir a terapia visual son:

-Visión borrosa de cerca y de lejos.
-Picor de ojos.
-Dificultad de concentración.
-No poder leer o escribir durante más de 10 minutos.
-Dolor de cabeza.
-Cambiar de posición las letras cuando se lee.
-Incomodidad y fatiga en tareas que requieren visión de cerca.

Principales disfunciones que se pueden tratar con la terapia visual

Es altamente recomendable el tratamiento con terapia visual en los casos de estrabismo, ya que se trata del tratamiento más indicado que puede la función visual y la estética.

Estos ejercicios resultan muy adecuados para la eliminación de las dificultades visuales que interfieren en el aprendizaje, en todos aquellos aspectos relacionados con la lectura y la escritura. Por ello, la aplicación de la terapia visual en niños con este tipo de problemas se refleja en un mejor rendimiento escolar.

La ambliopía también conocida como ojo vago es otro de los trastornos que pueden solucionarse con este tipo de ejercicios visuales. Resulta recomendable la detección precoz de este trastorno para conseguir los mejores resultados, pero este tratamiento puede aplicarse a cualquier edad.

Recuerda que puedes obtener más información a través de nuestra página web.

No Comments

Post A Comment